Los beneficios del azafrán, una especia prometedora para el cerebro y el intestino

El azafrán tiene varios campos de aplicaciones terapéuticas en los que sus beneficios y su seguridad se han demostrado, lo que lo convierte en un suplemento muy prometedor para el eje intestino-cerebro.

Los beneficios del azafrán, una especia prometedora para el cerebro y el intestino

Su identidad

El azafrán es la especia más cara del mundo ya que su rendimiento por hectárea es bajo, la recogida tiene que ser manual y el procesado meticuloso por lo que se la conoce como el “oro rojo”. Se obtiene del secado de los estigmas de la flor del Crocus Sativus L, una pequeña planta pulposa y perenne. Se cultiva en muchos países: Irán, Afganistán, Turquía y en España desde que fue introducida por los árabes en el siglo VIII y X. Las adulteraciones son frecuentes con lo cual es importante asegurarse de la garantía de su origen y calidad.

Se empezó a venerar por sus propiedades medicinales en el oriente medio 3600 años atrás. Se consumía para aumentar la libido, mejorar el estado de ánimo y la memoria.

En su composición destacan: 

  • Carotenoides (crocina – glucósido, responsable del color amarillo tan característico, y crocetina).
  • Aldehídos monoterpénicos: picrocrocina (saborizante amargo) y safranal, responsable del aroma junto con otros compuestos volátiles en menor cantidad.
  • Proteínas activadoras/inhibidoras de la agregación plaquetaria, lectinas y un proteoglicano citotóxico.
  • Vitaminas como B1 (tiamina) y B2 (riboflavina).
  • Otros carotenoides: alfa y beta-caroteno, licopeno y zeaxantina.

Azafrán para la depresión

La depresión es una de las 5 enfermedades más prevalentes en el mundo. Con el objetivo de evitar los efectos secundarios de los antidepresivos convencionales (efectos anticolinérgicos, efectos gastrointestinales incluyendo náuseas y estreñimiento, ortostática, hipotensión, arritmias, aumento de peso, y disfunciones sexuales) el uso de terapias complementarias o alternativas más naturales se ha difundido. Entre ellas está el uso del azafrán, con mucho respaldo bibliográfico sobre su uso como potenciador natural del estado de ánimo en la medicina tradicional persa durante siglos. Se dice que da lugar a un “estado de ánimo soleado y más alegría de vivir”. En la medicina ayurvédica se ha utilizado para el tratamiento de disfunciones cognitivas o adaptógeno (memoria, aprendizaje, protección neuronal, etc.) y como afrodisíaco en la medicina tradicional china.

Los estudios recientes confirman que en depresiones moderadas se ha revelado ser tan eficaz como los fármacos convencionales. Existe una amplia evidencia que apoya la actividad antidepresiva y ansiolítica del azafrán donde destacan una alta seguridad y un perfil de interacción farmacológico reducido.

Azafrán e intestino

Gracias a sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, podría tener un efecto sobre la microbiota en las patologías intestinales inflamatorias como el colon irritable: según las últimas investigaciones, reduciría la proliferación de mastocitos, una de las características de la enfermedad, lo que podría convertirlo en un suplemento interesante en el tratamiento de estas patologías.

También se han estudiados las propiedades anticancerígenas del azafrán en varias patologías intestinales: los componentes más potentes del azafrán podrían ser la crocina, la crocetina y el safranal, que han demostrado en estudios in vitro sus propiedades anti-tumor (una actividad preventiva frente su formación y proliferación) así como la disminución de la expresión de las citoquinas proinflamatorias.

Otras aplicaciones:

  • El azafrán podría ayudar a tratar el síndrome premenstrual, un término que describe síntomas físicos, psicológicos y emocionales. Se han estudiado sus efectos para disminuir la ansiedad y los niveles de cortisol. Se han demostrado beneficios incluso sólo oliendo el azafrán para mejorar la dismenorrea, el síndrome premenstrual y la menstruación irregular.
  • Propiedades afrodisiacas: un estudio demostró que, tomado conjuntamente, mejoraba la disfunción eréctil de hombres segundaria a la toma de un antidepresivo. También se estudió en mujeres, en las que el azafrán aumentaba la libido. Sus efectos se han demostrado tanto en hombres como en mujeres y sobre todo para los que toman antidepresivos.
  • También ha demostrado su eficacia en la depresión posparto (PPD), depresión posmenopáusica, y Diabetes tipo 2 con trastorno depresivo y de ansiedad.

Mecanismos de acción

Los mecanismos de acción no están totalmente clarificados, pero se barajan los siguientes gracias a sus distintos componentes:

El azafrán tiene una larga tradición en la alimentación española, pero su uso no se limita a su aroma y sabor. Ya tiene varios campos de aplicaciones terapéuticas en los que sus beneficios y su seguridad se han demostrado, lo que lo convierte en un suplemento muy prometedor para el eje intestino-cerebro.

Te recomendamos
butirato combate obesidad

Butirato, ¿ayudaría a combatir la obesidad?

Diversos estudios han visto que el butirato puede ser un aliado para luchar contra la obesidad. La microbiota intestinal juega un papel fundamental en la formación de este butirato. ¿Quieres saber cómo podría ser beneficioso para combatir la obesidad?

+

Vitamina C, ¿un aliado para fortalecer el sistema inmune?

Con la llegada de los cambios de temperatura, son muy comunes los ‘resfriados’. Diversos estudios han observado que la vitamina C puede ser un aliado contra esto. ¿Quieres saber más? Nuestra nutricionista Andrea Pérez te cuenta todo sobre esto. ¡Lee nuestro blog!

+
disbiosis intestinal tratamiento

Disbiosis intestinal, ¿tiene tratamiento?

¿Has oído hablar de la disbiosis intestinal?¿Cuál crees que puede ser su tratamiento? Nuestra nutricionista Marta Moreno no cuenta qué es la disbiosis intestinal y qué podemos hacer para “tratarla”

+
X