mejora tu rendimiento con magnesio

Mejora tu rendimiento con magnesio

Durante el ejercicio, el magnesio (Mg) se dispersa por todo el cuerpo y se utiliza donde más se necesita. El magnesio es un cofactor de más de 600...

Mejora tu rendimiento con magnesio

Durante el ejercicio, el magnesio (Mg) se dispersa por todo el cuerpo y se utiliza donde más se necesita, siendo un cofactor de más de 600 reacciones enzimáticas. El magnesio es responsable de la construcción de tejidos y huesos, además de ser un conducto para el sistema nervioso, teniendo un papel fundamental en todas las áreas del metabolismo.

Aunque se ha encontrado que la suplementación con magnesio mejora el rendimiento solo en aquellos con reservas de magnesio agotadas, al tener un gasto mayor durante el ejercicio se puede asegurar que mejoraría enormemente el rendimiento. La dosis diaria recomendada en España está actualmente establecida en 310 mg para mujeres y 400 mg para hombres. Sin embargo, hay algunos investigadores que abogan por dosis más altas de 500 mg, especialmente durante períodos de ejercicio intenso, enfermedad o estrés elevado.

Mg y metabolismo energético

Al realizar entrenamiento de fuerza se gastan grandes cantidades de magnesio debido a la contracción muscular y a la energía. Durante el ejercicio, el magnesio se regula y dispersa para la producción de energía. Esta energía se forma como el complejo Mg-ATP, cuando el ion Mg2 + se une con el trifosfato de adenosina (ATP). El ATP es responsable de toda la energía intracelular y se obtiene mediante la exposición al sol o el consumo de vitamina D.

Lo que la mayoría de la gente no sabe es que para volverse biodisponible, el ATP debe unirse al magnesio para formar Mg-ATP. Por lo tanto, las personas que se complementan con vitamina D para aumentar las reservas de energía también deben garantizar una ingesta adecuada de magnesio.

Cómo obtener suficiente magnesio

Aunque el magnesio se encuentra en una amplia variedad de alimentos, es difícil obtener la cantidad diaria recomendada con solo la dieta. Los atletas a menudo pasan por alto el papel vital que juega el magnesio en el rendimiento. Sin embargo, varios estudios han concluido que el magnesio y el ejercicio están vinculados integralmente.

El equilibrio del sustrato aumenta el rendimiento

Para un rendimiento muscular óptimo, los sustratos del cuerpo deben estar equilibrados. Por ejemplo, la acumulación retardada de lactato alargará la cantidad de tiempo que un atleta puede hacer ejercicio y reducirá la fatiga muscular, lo que aumentará el rendimiento. Además, los depósitos de glucosa deben estar disponibles para su uso durante el ejercicio. Se ha encontrado que el magnesio equilibra los sustratos y también puede ayudar en la recuperación muscular.

Resistencia mejorada

Los estudios demuestran que el rendimiento en deportes de resistencia como la natación puede mejorarse con suplementos de magnesio. Los niveles de lactato se pueden reducir en un 150% y los niveles de glucosa se pueden elevar en más de un 300%, mejorando el rendimiento deportivo.

Además, durante el ejercicio, el agua intercelular (ICW) se ve afectada, lo que provoca una reducción del rendimiento deportivo. El requerimiento de oxígeno celular aumenta considerablemente durante el ejercicio y se ha demostrado que el Mg reduce el requerimiento de oxígeno celular, lo que permite a los deportistas hacer ejercicio por más tiempo. Por otro lado, muy poco magnesio celular se ha relacionado con una disminución en el rendimiento y un aumento en el estrés oxidativo .

Actitud mental y estrés

Además de la fuerza muscular, los atletas requieren una fuerte actitud mental. Afortunadamente, se ha demostrado que la suplementación con magnesio ayuda con la fatiga y la capacidad cognitiva , dando así a los atletas que complementan con magnesio una ventaja tanto mental como física.

La suplementación con magnesio puede ayudar a regular el estrés , debido al hecho de que el Mg se usa rápidamente en circunstancias estresantes. La buena noticia es que la calma resultante no afecta el rendimiento deportivo.

Huesos, dientes e inflamación

Cuando se ejerce mucha presión sobre el marco esquelético, se requieren huesos fuertes para soportar el impacto y evitar lesiones. La hipomagnesemia puede provocar y perpetuar tanto la inflamación como los huesos frágiles . El 60% de nuestras reservas de magnesio se encuentran en nuestros huesos y, como tal, debemos asegurarnos de mantener este equilibrio para mantener intactas las redes cristalinas de la estructura esquelética.

La inflamación es un problema generalizado que se exacerba durante los períodos de aumento de radicales libres o estrés oxidativo. Cuando el magnesio se mantiene en equilibrio, los radicales libres y, por lo tanto, la inflamación se mantienen a raya.

Para aquellos deportistas que necesitan reponer las reservas de magnesio para optimizar el máximo rendimiento, deben comer verduras de hoja verde y además buscar formas altamente absorbibles para evitar los efectos laxantes.

Te recomendamos
butirato combate obesidad

Butirato, ¿ayudaría a combatir la obesidad?

Diversos estudios han visto que el butirato puede ser un aliado para luchar contra la obesidad. La microbiota intestinal juega un papel fundamental en la formación de este butirato. ¿Quieres saber cómo podría ser beneficioso para combatir la obesidad?

+

Vitamina C, ¿un aliado para fortalecer el sistema inmune?

Con la llegada de los cambios de temperatura, son muy comunes los ‘resfriados’. Diversos estudios han observado que la vitamina C puede ser un aliado contra esto. ¿Quieres saber más? Nuestra nutricionista Andrea Pérez te cuenta todo sobre esto. ¡Lee nuestro blog!

+
disbiosis intestinal tratamiento

Disbiosis intestinal, ¿tiene tratamiento?

¿Has oído hablar de la disbiosis intestinal?¿Cuál crees que puede ser su tratamiento? Nuestra nutricionista Marta Moreno no cuenta qué es la disbiosis intestinal y qué podemos hacer para “tratarla”

+
X