Como depurar higado

¿Cómo depurar el hígado?

El hígado es nuestra depuradora corporal. Existen ciertas situaciones en las que se produce una sobrecarga hepática y es necesario dar apoyo al hígado para que siga funcionando correctamente. En este blog contaremos cómo podemos "depurar el hígado".

Nuestro hígado es nuestra depuradora corporal, pero ¿Qué ocurre cuando el órgano encargado de depurar no lo hace correctamente y necesita ser depurado? En este blog explicaremos cómo depurar el hígado.

Un poco de anatomía para empezar

El hígado es un órgano de gran tamaño que se ubica en la parte derecha superior de la cavidad abdominal, debajo del diafragma y por encima de estómago, riñones e intestino. El hígado recibe irrigación sanguínea de 2 vías:

  • Arteria hepática
  • Vena porta hepática

La estructura principal del hígado son los lóbulos, existen dos principales y a su vez están formados por miles de lobulillos. Todos estos lobulillos están conectados a conductos llamados tubos que a su vez se conectan a conductos más grandes hasta llegar al conducto hepático común. Este conducto hepático transporta la bilis producida por las células hepáticas hacia la vesícula biliar y duodeno.

Hígado, nuestra depuradora. ¿Qué funciones tiene?

Cuando decimos que el hígado es nuestra depuradora, nos referimos a que toda la sangre del cuerpo pasa por el hígado y este es el encargado del proceso de biotransformación, es decir, convierte los compuestos liposolubles en hidrosolubles para facilitar su eliminación. Realmente, este órganos realiza multitud de funciones para mantener la homeostasis corporal como:

  • Participa en la digestión y absorción
  • La producción de bilis que ayuda a digerir las grasas en el intestino delgado
  • La producción de colesterol y proteínas
  • Almacenamiento de glucosa en forma de glucógeno y liberación cuando sea necesario
  • Convierte el amoniaco nocivo en urea
  • Metabolización de fármacos y sustancias nocivas, es decir, se encarga de desactivar los fármacos y neutralizar las sustancias tóxicas
  • Regula la coagulación sanguínea
  • Produce factores inmunológicos

Nuestro hígado juega un papel fundamental en el inicio, progreso y resolución de la inflamación.

Cuando se altera la microbiota intestinal, ¿Qué ocurre con nuestro hígado?

Cuando la microbiota intestinal se altera, es lo que llamamos disbiosis intestinal. Un aumento de la microbiota portadora de LPS desencadena un aumento de inflamación. Si también se ve alterada la barrera intestinal, se produce un aumento de permeabilidad intestinal y estos LPS pueden pasar a circulación y llegar al hígado. Esto puede provocar ciertos problemas a nivel hepático como inflamación, fibrosis y cirrosis.

Además, en una disbiosis intestinal también puede haber un aumento de bacterias proteolíticas. Este aumento genera una mayor producción de amoniaco, lo que aumenta el pH intestinal. Nuestro hígado tiene como misión equilibrar ese cambio de pH, consumiendo bicarbonato circulante y dando lugar a una sobrecarga hepática e incluso acidosis metabólica.

¿Cómo depurar el hígado?

La alimentación va a ser una parte muy importante de este proceso depurativo. En la disbiosis intestinal el funcionamiento del hígado se puede ver afectado debido a la sobrecarga hepática. Existen ciertos consejos básicos para depurar el hígado y además conseguir modular la microbiota y mejorar la permeabilidad intestinal:

  • Limitar el consumo de alcohol, tabaco, drogas y otros tóxicos
  • Evitar el consumo excesivo de medicamentos sin receta.
  • Aumentar el consumo de frutas y verduras ya que nos ayudarán a aumentar los minerales alcalinizantes.
  • Reducir el consumo de proteína animal y grasas saturadas.
  • Reducir el consumo de refrescos, azúcares, harinas refinadas…
  • Realizar ejercicio físico de manera habitual.
  • Incluir suplementos con funciones hepatoprotectoras.

Cardo mariano, ¿Puede depurar el hígado?

Aunque hemos hablado de cómo la disbiosis afecta al funcionamiento del hígado, hay otros factores que pueden alterarlo como:

  • Una alimentación rica en ultraprocesados, refrescos y productos proinflamatorios
  • Consumo insuficiente de líquidos
  • Estrés

El cardo mariano es una planta usada desde hace años gracias a sus numerosas propiedades medicinales, especialmente como protector del hígado. Esta característica podemos atribuirla a uno de sus compuestos, la silimarina. Entre los beneficios del cardo mariano podemos encontrar:

  • Efecto hepatoprotector
  • Para tratar migrañas y jaquecas
  • Propiedades antiiflamatorias y antioxidantes
  • Puede atenuar mareos y vómitos
  • Tiene efectos antihemorrágicos

Aunque existen distintos remedios caseros como las infusiones de cardo mariano, para tratar las afecciones hepáticas y aprovechar todas sus propiedades necesitaremos introducirlo a modo de suplementación. Es importante entender que natural no es igual a seguro y por eso es necesario ponerse en manos de un profesional de la salud que conozca nuestra historia clínica.

En laboratorio cobas contamos con Eubiotics hepar plus, un complemento alimenticio a base de cardo mariano fitosomado , aceite esencial de zanahoria quimiotipado, espirulina y vitamina B1.

Te recomendamos
butirato combate obesidad

Butirato, ¿ayudaría a combatir la obesidad?

Diversos estudios han visto que el butirato puede ser un aliado para luchar contra la obesidad. La microbiota intestinal juega un papel fundamental en la formación de este butirato. ¿Quieres saber cómo podría ser beneficioso para combatir la obesidad?

+

Vitamina C, ¿un aliado para fortalecer el sistema inmune?

Con la llegada de los cambios de temperatura, son muy comunes los ‘resfriados’. Diversos estudios han observado que la vitamina C puede ser un aliado contra esto. ¿Quieres saber más? Nuestra nutricionista Andrea Pérez te cuenta todo sobre esto. ¡Lee nuestro blog!

+
disbiosis intestinal tratamiento

Disbiosis intestinal, ¿tiene tratamiento?

¿Has oído hablar de la disbiosis intestinal?¿Cuál crees que puede ser su tratamiento? Nuestra nutricionista Marta Moreno no cuenta qué es la disbiosis intestinal y qué podemos hacer para “tratarla”

+
X