azafrán pérdida visión 2

Una sinergia ideal para el sistema musculoesquelético: Vitamina D3 + Vitamina K2 + Magnesio

Carole Picard nos explica la importancia de la combinación de Vitamina D3, Vitamina K2 y el magnesio para nuestro cuerpo.

La importancia de la vitamina D y el magnesio para los huesos y los músculos es probablemente conocida por muchos deportistas. Sin embargo, la vitamina K2 también resulta ser una vitamina imprescindible para los huesos y un sistema cardiovascular eficiente y saludable.

Os contamos el interés de la interacción de los 3 nutrientes vitales.

Vitamina D3: Importante para unos huesos y músculos fuertes

Conocemos la importancia de la vitamina D en el sistema inmunitario, pero tiene otras funciones destacables en el organismo. El aporte adecuado de vitamina D es un factor clave para mantener un sistema musculoesquelético resistente , tiene efectos protectores y participa en la mejora del rendimiento. La vitamina D contrarresta la pérdida de masa ósea u osteoporosis y ayuda a reducir el riesgo de fracturas. Los músculos también se ven favorecidos por la vitamina solar, que contribuye a la formación, así como al mantenimiento de los músculos . Por otra parte, los estudios mas recientes enfatiza que la vitamina D aumenta la capacidad aeróbica, la masa muscular, la fuerza y facilita la recuperacion del musculo .

Por lo general, las cantidades de vitamina D aportadas a través de los alimentos son insuficientes y en España 1/3 de la poblacion esta en riesgo de tener deficiencias de vitamina D .

En el caso de los deportistas, los estudios demuestran que a través de la dieta estan lejos de cubrir sus requerimientos . Podemos obtener la vital “vitamina del sol” a través de la radiación UV-B en la piel, pero la intensidad de la radiación solo es suficiente durante los meses de verano, siempre y cuando no pasamos la mayor parte del dia en el interior. Con ello, se ha llegado a la conclusion de que mas de la mitad de la poblacion en Europa tiene deficit de vitamina D, incluyendo los niños . Para evitar esta carencia, la administración de suplementos dietéticos específicos puede ser de utilidad.

Nota: ¡Los deportistas al aire libre también tienen un alto riesgo de carencia de vitamina D!

En comparación con la población media, una gran proporción de deportistas profesionales estudiados en Europa, como por ejemplo, los jugadores de fútbol de Polonia e Italia, entre otros, tienen un aporte insuficiente de vitamina D, y no sólo en invierno . Incluso en países soleados como España, Túnez, Kuwait o Qatar, la exposición al sol no es suficiente para que los deportistas alcancen unos niveles suficientes de vitamina D. En este sentido, no deben subestimarse factores como la pigmentación de la piel, el uso de protectores solares y la hora del día en que se realiza el entrenamiento .

En los deportistas, los riesgos de carencia en vitamina D es mas elevados en los siguientes casos:

►deportes de interior

►color de piel oscuro

►por altas medidas de protección frente a los rayos UV

►por edad

►por un alto porcentaje de grasa corporal .

Dependiendo de la disciplina y del sexo, hasta el 90 % de los atletas examinados en los estudios tenían un déficit de vitamina D . En consecuencia de estos resultados, en nuestras latitudes, se recomienda a los deportistas profesionales un control durante todo el año y una suplementación adecuada de la vitamina solar. Esta suplementacion también ha tenido unos efectos positivos en el rendimiento fisico: por ejemplo, los niveles de testosterona y los resultados en la prueba de sprint de los futbolistas mejoraron, con un aumento de la concentración de 25(OH)D en la sangre (exposición al sol + 6 semanas de suplementación de vitamina D) .

 

¡Recuerda, la vitamina K2, el magnesio y la vitamina D3 son indisociables! ¿Por qué?

Según los estudios mas recientes, el cuerpo sólo puede utilizar de forma óptima ciertas funciones de la vitamina D si también se dispone de suficiente vitamina K2, así como de suficiente magnesio. Para la conversión de la vitamina en la hormona activa de la vitamina D, el cuerpo necesita suficiente magnesio. Además, el propio magnesio es un componente de los huesos e influye en la actividad muscular, la actividad cardíaca y también en el metabolismo energético. El deficit de magnesio esta relacionado con los calambres y temblores, pérdida de fuerza muscular, así como cansancio, fatiga, ansiedad, trastornos del sueño y dolor de cabeza.

Por lo tanto, especialmente los deportistas con suplementacion de altas dosis de vitamina D (con K2) deberían asegurar un aporte suficiente de magnesio para el correcto metabolismo de la vitamina D.

Unos fuertes aliados para los huesos y el sistema cardiovascular: vitamina D3 y K2

Las vitaminas D y K2 trabajan sinérgicamente para asegurar una buena salud osea, ya que juntas garantizan que el calcio se incorpore a los huesos y no se deposite en los vasos sanguíneos. La vitamina D ayuda a mantener constantes los niveles de calcio en la sangre, y la vitamina K2 permite el transporte eficaz del calcio desde los vasos hacia los huesos. Ciertas proteínas, como la osteocalcina y la proteína Gla de la matriz, cuya activación requiere vitamina K, fijan el calcio y favorecen así la mineralización de los huesos. Este proceso ayuda a proteger los vasos y los tejidos blandos de la calcificación, lo que en última instancia se asocia con un menor riesgo de fracturas óseas y enfermedades coronarias . La vitamina K, gracias a su papel en la mineralización ósea, protege frente a condiciones como la osteoporosis, la artrosis de rodilla o la arteriosclerosis .

En los deportistas, la vitamina K2 la ingesta de vitamina K2 también parece ayudar a combatir los calambres musculares . Un estudio con atletas destacó un aumento significativo del gasto rendimiento cardíaco después de 8 semanas de suplementación de vitamina K2: según los autores del estudio, un aumento correspondiente sin vitamina K2 adicional sólo se habría logrado después de 6 a 9 meses de entrenamiento continuo. .

En conclusión: se ha hecho hincapié específico en los atletas profesionales con los estudios existentes al respecto  pero es aplicable a la poblacion general: un suministro óptimo de estos tres nutrientes vitales mantiene la salud de los huesos, la función muscular y el sistema cardiovascular.

Te recomendamos
butirato combate obesidad

Butirato, ¿ayudaría a combatir la obesidad?

Diversos estudios han visto que el butirato puede ser un aliado para luchar contra la obesidad. La microbiota intestinal juega un papel fundamental en la formación de este butirato. ¿Quieres saber cómo podría ser beneficioso para combatir la obesidad?

+

Vitamina C, ¿un aliado para fortalecer el sistema inmune?

Con la llegada de los cambios de temperatura, son muy comunes los ‘resfriados’. Diversos estudios han observado que la vitamina C puede ser un aliado contra esto. ¿Quieres saber más? Nuestra nutricionista Andrea Pérez te cuenta todo sobre esto. ¡Lee nuestro blog!

+
disbiosis intestinal tratamiento

Disbiosis intestinal, ¿tiene tratamiento?

¿Has oído hablar de la disbiosis intestinal?¿Cuál crees que puede ser su tratamiento? Nuestra nutricionista Marta Moreno no cuenta qué es la disbiosis intestinal y qué podemos hacer para “tratarla”

+
X