azafran mejora digestivos

¿Puede el azafrán mejorar los problemas digestivos?

Marta Moreno nos cuenta cómo el azafrán podría mejorar problemas digestivos como el síndrome de intestino irritable

El azafrán es una especia utilizada durante siglos en la cocina, pero también para mitigar varios trastornos gracias a sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes. Nuevas evidencias muestran que el azafrán podría tener beneficios en problemas digestivos.

Azafrán, el oro rojo del Mediterráneo

El azafrán, Crocus sativus , es una planta que se cultiva principalmente en países alrededor del mediterráneo como España, Irán, Grecia e Italia. Los estigmas de la flor del azafrán son ricos en compuestos como crocetina, antocianina, caroteno y licopeno. Estos compuestos tienen distintas propiedades antidepresivas, anticonvulsivantes y antiinflamatorias.

En los últimos años, el papel del azafrán en los trastornos digestivos y psicológicos ha sido objeto de mayor investigación.

Papel del azafrán en problemas digestivos

El síndrome de intestino irritable (SII) es una condición que afecta miles de personas en el mundo. Es una alteración intestinal que cursa con inflamación, pero en la que el componente psicológico juega un importante papel.

El estrés y la ansiedad son factores con una especial importancia en personas con SII ya que pueden desencadenar una alteración de la microbiota intestinal y aumentar la inflamación. Teniendo en cuenta esto, estudios compararon el efecto del azafrán y de los antidepresivos convencionales, obteniendo resultados similares en la disminución de la depresión y ansiedad.

Además, el SII está asociado a una inflamación de la mucosa, por lo que los componentes antioxidantes y antiinflamatorios del azafrán pueden mostrar beneficios en estas personas.

Gracias a sus propiedades antiinflamatorias, también presenta beneficios en las enfermedades inflamatorias intestinales al reducir marcadores proinflamatorios.

¿Afecta el azafrán a la microbiota intestinal?

Los principales beneficios del azafrán se deben a sus efectos antioxidantes y antiinflamatorios. Distintos estudios muestran su papel beneficiosos en distintas enfermedades y cada vez se está estudiando más su papel en distintos canceres.

En cuanto a su efecto sobre la microbiota intestinal, los estudios se centran en ratones, donde se ve que disminuye la población de bacterias patógenas facultativas y aumenta la población de bacterias beneficiosas.

No obstante, aunque estos hallazgos son prometedores se necesitan realizar más ensayos clínicos que muestren el efecto.

Como conclusión

Tanto el síndrome de intestino irritable como las enfermedades inflamatorias intestinales están muy influenciadas por el componente psicológico.

El estrés y la ansiedad son factores que afectan de manera directa a la microbiota intestinal causando una alteración que acaba desencadenando en un aumento de la inflamación.

El azafrán ha sido demostrado como un potente antidepresivo natural. Esto junto a sus propiedades antiinflamatorias es de gran ayuda a la hora de abordar el tratamiento de distintas patologías intestinales.

Te recomendamos
butirato combate obesidad

Butirato, ¿ayudaría a combatir la obesidad?

Diversos estudios han visto que el butirato puede ser un aliado para luchar contra la obesidad. La microbiota intestinal juega un papel fundamental en la formación de este butirato. ¿Quieres saber cómo podría ser beneficioso para combatir la obesidad?

+

Vitamina C, ¿un aliado para fortalecer el sistema inmune?

Con la llegada de los cambios de temperatura, son muy comunes los ‘resfriados’. Diversos estudios han observado que la vitamina C puede ser un aliado contra esto. ¿Quieres saber más? Nuestra nutricionista Andrea Pérez te cuenta todo sobre esto. ¡Lee nuestro blog!

+
disbiosis intestinal tratamiento

Disbiosis intestinal, ¿tiene tratamiento?

¿Has oído hablar de la disbiosis intestinal?¿Cuál crees que puede ser su tratamiento? Nuestra nutricionista Marta Moreno no cuenta qué es la disbiosis intestinal y qué podemos hacer para “tratarla”

+
X